Regresar al origen a través de MADÉ

Volver a pasar por el corazón para sentirnos “como en casa” es la propuesta de MADÈ, un emprendimiento con raíces locales que se sumó a partir de este año al Programa Hacedores del VitnikLAB, un espacio para profesionalizar tu empresa, crecer y sobre todo compartir experiencias y conocimientos con otros emprendedores.

Emilse Domínguez y Agustin Mazzucco, arquitectos y apasionados por lo que hacen, comenzaron con su proyecto en octubre del 2017 con la idea de ofrecer productos y servicios, haciendo hincapié en la creación de mobiliario, la arquitectura y el diseño de espacios.

En esta nota te contamos un poco sobre MADÉ, su diferenciación en el mercado cordobés y sus objetivos para este año en Generación Vitnik.

¿Qué diferencia a MADÈ del resto?

El Diseño que ofrecemos intenta ser diferente en sí mismo, busca amoldarse a un diseño que vuelve a las raíces,  a los colores y a la combinación elegante y vibrante. Diseñamos priorizando a nuestros clientes, sus preferencias y mayormente aquello con lo que se siente a gusto. Promovemos la utilización de objetos de diseño y la vivencia de los espacios que nos traen buenos recuerdos y
que por viejos son amados. Queremos romper con la idea de que solo lo nuevo y joven sirve o es atractivo.

¿Cómo es emprender en Argentina?

Creemos que emprender en Argentina es posible. (Fácil o Difícil dependerá de cada emprendedor). Existen lugares con excelentes oportunidades y propuestas que promueven nuevos proyectos,  pero no es tan fácil encontrarlos. Tal vez es parte del camino del emprendedor… en primera instancia tomar la  decisión de emprender y en segunda, encontrar los espacios para rodearse de personas en la misma situación y con  las mismas inquietudes. En un País fluctuante como el nuestro, creemos que la capacidad de fluctuar es fundamental, cambiar y mutar. Tener un emprendimiento que nos de esos permisos garantiza que pueda mantenerse en el tiempo.

¿Qué expectativas tienen en este nuevo espacio, el Vitnik LAB?

Poder formar parte del Vitnik LAB, es para nosotros una gran oportunidad. Tener un espacio físico de trabajo y  encontrarnos rodeados de otros emprendedores nos pone en marcha y nos impulsa. Esperamos que MADÉ siga creciendo y también esperamos crecer nosotros como emprendedores y como personas, seguir alimentando la pasión por el diseño,  pero también enfatizar en nuestra forma de trabajar la importancia del usuario- cliente para el cual diseñamos.