Bacco, diseño en delantales

“Comencé haciendo delantales de una forma muy espontánea. No lo tenía planeado”, afirma Coty Ruiz. Diseñadora de indumentaria y emprendedora de Bacco, una firma local que realiza delantales de autor desde el 2014.  Fue el rubro de la gastronomía quien le abrió las puertas a su nuevo proyecto. “Se fue dando porque me fueron pidiendo amigos y jefes en donde yo trabajaba. Empecé así, poniéndole diseño al típico delantal”, agrega Coty.

Con ventas en todo el país y proyección internacional, este año Bacco se sumó al VitnikLAB haciendo uso de una oficina privada. Leé un poco más sobre este proyecto en esta nota.

¿Qué expectativas tienen con su nueva oficina en el Vitnik LAB?

Nuestras expectativas, que ya se están cumpliendo, son relacionarnos entre diseñadores y emprendedores que estamos todos  en la misma y nos ayudamos entre todos. Está buenísimo el ambiente y a los clientes también les gusta mucho venir acá porque conocen otra gente que hace otras cosas. Además, es cerca, es lindo y las capacitaciones que dan también nos sirven para mejorar nuestro negocio y seguir creciendo.

¿Qué cosas diferencian a Bacco del mercado?

Nos diferencia del resto que hacemos diseños personalizados de acuerdo a la necesidad del cliente. Tenemos en cuanta la estética, brindamos asesoramiento en cuanto a materiales y usos; y además los personalizamos de acuerdo a la tarea que va a cumplir cada persona. No es lo mismo un bachero que tiene que usar una tela impermeable a un camarero o un cocinero o un bartender. Cada uno tiene sus herramientas y lo usan de distintas formas. El diseño se adapta a eso, a la funcionalidad. También, todos los diseños son unisex. Tenemos una paleta de colores en donde nos mantenemos siempre.

¿Cómo es emprender en Argentina?

Es bastante complicado competir con lo que ingresa de afuera en cuanto a precio y calidad pero a su vez al no haber tantas cosas para fabricar hace que la creatividad este a flor de piel. Todo el tiempo hay que buscar solucionar problemas por  la falta de materia prima o porque no llegan las cosas. Empezás a utilizar elementos que quizás eran para otra finalidad y salen resultados buenísimos.