Milena y Joel

Milenta Priotti y Joel Garro, son los creadores de la Power Tritu 2.0. Cansados de observar la situación de los desechos que genera la industria textil y el desperdicio de recursos, comenzaron su trabajo final de la carrera de diseño industrial con el fin de crear un producto que re utilizara el scrap textil. La Tritu 1.0 fue la máquina que les permitió desfibrar los residuos textiles que luego, mezclados con otro componente, lo utilizarían para generar ladrillos para la construcción.

Mientras esto sucedía, Vitnik, empresa con 15 años de trayectoria en la industria textil, se encontraba en la búsqueda de una solución para los desechos textiles. Las redes sociales hicieron que ambos destinos se cruzaran y que Mile y Joel se conviertan en parte del Programa de Apadrinamiento para perfeccionar su trituradora. En esta nota te contamos sobre ellos, quienes son, qué sueños tienen, y por qué eligieron ser diseñadores industriales. Estamos muy contentos, y tenemos mucha fe en que va a funcionar como inicio de algo muy grande. Le vemos mucho potencial al reciclaje textil en Córdoba y es un honor haber sido elegidos para ser apadrinados”, declaran los chicos. 

¿En qué momento de sus vidas supieron que querían ser Diseñadores Industriales? ¿Por qué eligieron esa profesión? ¿Qué esperaban obtener y lograr con ella?

Joel: Desde chico me gustaba dibujar y crear cosas, pero no me decidía bien que estudiar, así que siempre pensé que iba a estudiar arquitectura, hasta unos meses antes a inscribirme a la facultad, donde conocí la carrera de diseño industrial, y me gustó mucho por la amplitud de cosas que se puede hacer desde el diseño  y la posibilidad de poder crear algo expresándose y dejando una marca propia en cada diseño.

Mile: cuando comencé la carrera no me daba cuenta pero en 3er año entendí que el diseño industrial era realmente mi pasión.  Descubrí que me encantaba inventar y hacer lo que siempre había visto hacer a mi papa en el campo cuando todo lo que le pedías el se las ingeniaba para solucionarlo.  Pensaba…”quiero ser como él”.  La carrera me gustó mucho y me abrió puertas a trabajar de lo que soy y amo.  Esta profesión me da la libertad de poder abrirme, hablar de muchos temas con la gente, poder co crear cosas y aportar en equipo al producto y objetivo final. El trabajo en equipo es algo fundamental en diseño industrial y eso me encanta. ¿Mi sueño?…tener una fábrica propia y aportar aportar cosas con mi equipo de trabajo.

Milena y Joel Priotti instalados en la fábrica junto a la Tritu 2.0

¿Qué los motivó a trabajar con la sustentabilidad en su proyecto de tesis?

Joel: después de una serie de filtraciones llegamos a la industria textil. Hicimos un relevamiento de todos los eslabones que componen la cadena textil, y nos llamó la atención que casi en su totalidad, se presenta el tema de los desechos y desperdicios, y el hecho de que no se realizaba ninguna acción en específico en relación a eso. Por lo que decidimos enfocarnos a buscar una respuesta sustentable para hacer frente a esa situación.

Mile: la cadena productiva textil genera mucho desperdicio, mucho residuo. Personalmente, el malgasto de los recursos o que se tiren esos recursos me enloquece el solo pensar que se entierra o se quema. Por eso la tesis nuestra fue para ese lado, para generar un proceso o un producto que contrarrestara esta generación de residuos, encontrar alguna respuesta a la cantidad de residuos por día que se tiraban por día.

¿Qué sueños tienen como profesionales dedicados a la sustentabilidad y reciclaje?

Joel: Respecto a la sustentabilidad y al reciclaje, tenemos como sueño lograr difundir la importancia que esto tiene, y los beneficios que conlleva tanto hablar empresas que producen dichos desechos como al medio ambiente. Además, al ser un rubro en el que el reciclado no está altamente difundido, está bueno poder probar, crear y poder desarrollar materiales y/o productos a partir de los propios desechos, lo que en un futuro abriría nuevos puestos de trabajos, innovación en productos y procesos, entre otras.

Mile: tener un equipo activo que no se quede quieto en ningún momento, que sea positivo, innovador , y que tenga ganas de querer hacer algo con el reciclaje y  ganas de aportar lo mejor de cada uno para poder responder con un proceso de reciclaje eficientemente y energéticamente rentable  también. Que realmente sea una posibilidad que exista como materia prima este scrap reciclado. Aportar algo al sistema.

¿Cómo recibieron la noticia de apadrinamiento de Vitnik? ¿Qué objetivos tienen con este proyecto?

Joel: La noticia del apadrinamiento la recibimos a partir de nuestra tesis de grado, donde por dificultades en el desarrollo de la misma para poder procesar el material y realizar pruebas, decidimos recrear una máquina trituradora/desfibradora de telas. Ahí fue cuando desde Vitnik nos dieron la noticia que estaban en la búsqueda de algo similar y con los mismos fines que nuestro proyecto, lo que realmente nos alegró porque no solo confirmaba lo que nuestra investigación nos venía revelando sino que también nos daban la oportunidad para poder seguir desarrollando luego de finalizar tesis. En un principio, al ser un rubro donde es medianamente nuevo el tema del reciclado y la sustentabilidad, vamos a comenzar investigando y realizando posibles pruebas/ensayos, siempre a prueba y error para poder ir perfeccionando el proceso requerido y lograr los objetivos de crecer y ser un disparador para que en un futuro cercano se comience a implementar esta nueva respuesta que seguro traerá muchos beneficios e innovaciones.

Mile: Fue de otro mundo. Nunca me hubiese imaginado esa situación. La verdad que todavía no caigo que la gente de Vitnik haya venido en nuestra búsqueda porque ellos tenían este problema hace muchos años y no podían encontrar la solución. Cuando se concretó el apadrinamiento, no lo podía crear. Siempre puse lo mejor para crear esto en conjunto y que sea una solución a este gran problema del scrap textil.  En cuanto a los objetivos, pretendemos desglosar nuestra máquina, nuestra invención, conocerla mejor, ver bien en la práctica cómo funciona, cómo se maneja, cuál es la eficiencia real de la máquina, y analizar en qué se puede mejorar en un futuro o cambiar actualmente. El objetivo de que funcione y “scrapee” lo ya logramos así que quedan mejoras nada más para este proyecto.